Un sueño acaba... otros empiezan

Durante tres años este blog ha representado mis primeras ilusiones como escritor.
A través de él he mostrado mis humildes historias y fantasías a quién ha querido acercarse, y gracias al mismo he podido conocer gente estupenda que siempre llevaré dentro de mí.
Pero hay que pasar etapa, no queda más remedio.
Más abajo dejo la introducción original, pero ya no puedo distribuir el libro como allí se expone. Dejo todo lo demás igual, como homenaje a lo que fue.
Dulce sueños.

Pero si te has quedado con las ganas, unos editores locos lo han publicado de nuevo, ya en plan formal y con el título de El hombre imaginado, en:


http://pedroescudero.pro/el-hombre-imaginado/


Portada de El hombre Imaginado


Y si tienes ganas de más relatos, también puedes encontrar otro de mis recopilatorios publicado por la Ed. Saco de Huesos en:




--------------------



Si has llegado hasta aquí, o es que ya me conoces, o es que te ha picado la curiosidad porque a alguien o en algún sitio has oído hablar de mí y de este pequeño sueño. En todo caso, BIENVENID@.

Las entradas empiezan más abajo, pero antes deja que me presente y te cuente de qué va todo esto.

Soy Nachob, contador de historias.


Llevo ya varios años navegando en páginas literarias, compartiendo ilusiones y relatos con los compañeros.Tras el primero, tomé la decisión de hacerme un regalo que me recordarse lo bien que me había sentido volviendo a escribir y leer, a imaginar y conversar.

El resultado es el recopilatorio "Un año de palabras", que recoge lo que escribí durante ese maravilloso año.

Como este proyecto no tendría sentido sin los compañeros que fueron conmigo durante ese trayecto, cada relato está prologado por uno de ellos. No puedo quejarme, uno se siente feliz con gente así a su vera.

Si te fías de ellos, y de todos los demás que los han leído y comentado, atrévete a entrar en mi mundo. A lo mejor encuentras algo distinto a lo que veras en editoriales y anuncios. Y, por favor, si lo haces, no dejes de decírmelo. Para bien o para mal, lo que hago lo hago para ti, y necesito saber que estás ahí. Abajo tienes los prólogos hechos para cada historia y algunas opiniones sobre ellas de sus lectores.

Si quieres el libro, simplemente pídemelo con un correo. Te lo mandaré dedicado con dos pequeñas condiciones:

- Primera, que lo leas. Ese es su sentido, y la razón de mi trabajo. Luego debes reseñarlo en tu bitácora, blog, página..., y, si no gastas de esas cosas, al menos debes dejar tu opinión sobre él dejando los comentarios que puedas en las entradas de este blog o al menos, en el libro de firmas. Así sabré que te ha llegado (no pido muchos lectores, pero sí buenos).

- Segundo, tenemos que devolver algo de lo que este mundo nos da. Así que si realmente juzgas que ha merecido la pena, entrega lo que creas que vale a la ONG, iglesia o causa que más te convenga. Yo necesito tus comentarios. Tu dinero debe tener mejores fines.

Con eso, y una sonrisa, me doy por satisfecho.

Y es que, compañero, en este mundo de los protoescritores, todo es posible si sabemos soñarlo.

De "Un año de palabras" han dicho...

UNA DE ESAS SORPRESAS IMPREDECIBLES QUE CAMINAN POR LAS VEREDAS MENOS TRANSITADAS DEL CIRCUITO COMERCIAL DEMOSTRANDO UNA CALIDAD INCUESTIONABLE.
Scifiworld

Un libro recomendable tanto para aquellos que no le conozcan, pues los relatos son de una excelente calidad, como para aquellos que ya le hemos leído en el pasado, pues disfrutaremos de su narrativa en un nuevo formato, en una nueva piel, pero con el mismo espíritu.
Ociojoven

Una interesante antología, de lectura adictiva
Sedice

Una libertad creativa envidiable…merece la pena leer a Historias
La Revelación

El libro genial...Toca todos los géneros , es muy ameno, y si tuviese que destacar algo en concreto, diría que la sensibilidad de este autor te "llega", hace que te lo "creas" y sobre todo que lo"sientas" como si las cosas le estuviesen pasando a alguien muy cercano a uno mismo...
El rincón del autor, Jaime 1900

Hacía mucho, mucho tiempo que no leía una recopilación de relatos como esta. Tan impactante, interesante, profunda, MAYÚSCULA, venida además de la mano de un único autor
NGC 3660

Historias originales, frescas y que, como el buen vino, mejoran con el paso del tiempo.
Ociozero

Tras empezar el año 2009 terminando el libro “Un año de palabras” no puedo más que pensar que es gran comienzo.
Lee libros

José Ignacio Becerril, dispuesto a mostrarnos su corazón y hacernos disfrutar con sus sueños. Y aún, hasta el final del libro, encontraremos muchos y sorprendentes.
Entrad y dejar que Nachob os sorprenda
Acantilados de papel

Hay mucha ilusión puesta en cada uno de estos trabajos pero también hay talento, buenas cualidades narrativas, imaginación inagotable y capacidad para trasmitir emociones
Macgregoradas

Es un escritor con unos usos medidos, templado en la forma y generoso en el ritmo y concepción. Tiene un oficio maestro. Conoce los entresijos del género corto a la perfección y los hace suyos. Su fluidez narrativa es exquisita. Su ritmo suave, casi con mansedumbre, hace que pueda narrar lo más trivial y lo más descarnado sin despeinarse.
Espada y Brujería

Poseen un estilo, como decía dinámico, un poco hipnótico... el autor enseguida atrapa al lector durante las primeras frases de su discurso... y eso tiene mucho mérito.
La biblioteca del Kraken

Un denominador común, la narración de una historia sencilla en la que te sumerges rápidamente, con personajes creíbles en la que el autor intenta sorprender
Guanijey

Un libro del cual he disfrutado, con cuentos sensacionales
Bem on line

Los relatos que nos presenta Nachob son entretenidos, con su punto inquietante, de lectura muy accesible, pero no exentos de profundidad y bastante emocionantes. Y ¿por qué no? con ese puntillo friki que tanto nos gusta.
Vía News 5.0

El lector que compre Un año de palabras se va a entretener y divertir mucho con las historias fantásticas de su interior. Va a pasar momentos muy agradables leyéndolo.
Portal Cifi

En resumen, el libro es sublime, digno de una lectura detallada por parte de cada uno de vosotros, un texto que te sorprende y el siguiente te hace llorar. Un libro que no te permite respirar, que te deja sin aliento y te invita a seguir acariciando sus líneas con nuestra mirada. Un libro que invita completamente a liberarte del mundo, a meterte en miles de mundos nuevos y a navegar en ellos sin miramientos.
Un gran libro, un gran estilo, un magnífico escritor.

Revista Trímagínas?

En definitiva se trata de una lectura más que recomendable. Se nota que el autor es un amante de los relatos cortos como género con entidad propia, y no una suerte de sustituto o hermano menor de la novela. Para todos aquellos que disfrutan con la intensidad propia del relato este es su libro.
Más cuento que calleja

El contenido está cargado de sentimiento y de grandes reflexiones sobre la condición humana en cada uno de los relatos. Sorprende, además, la facilidad que tiene para imbuirte y mezclarte en la narración.
Desde el puerto espacial

¡Qué bueno! ¡Qué emotivo! ¡Qué entretenido! ¡Qué variedad! Un volumen que ofrece cuentos, series y relatos, y que constituye un carrusel por el que desfilan todos los géneros literarios
Rincón del misterio de Io

Quizá eso es lo que más me seduce: descubrir que alguien que es un perfecto desconocido a vista de los ojos de las grandes editoriales y de los críticos, sea capaz de escribir sobre cualquier género y hacerlo con esa claridad y ese ritmo del que dota a todos sus relatos
Parador nacional de historias de Sechat

Nachob hablaba tan bien tanto en sus relatos como en los propios mensajes del foro, con su imaginería particular y su estilo propio, sobrio, moralista a veces, tremendo casi siempre, y leerle es guardar un maravilloso recuerdo de su legado artístico.
Obliviamare

Hasta el momento venía valorando los libros que leía con submarinos, de 1 a 5 según me gustase más o menos. 5 se me quedan cortos así que creo una nueva calificación que otorgo por primera vez. El Submarino de oro.
Utopia en días rojos

Os lo recomiendo, es mejor que muchos que he leido últimamente
Metis y yo

José Ignacio Becerril Polo es un artista íntegro. Entiende la literatura como un placer compartido entre el escritor y el lector. Él nos cuenta cuentos, con su estilo preciosista de meterte bajo la piel cada momento y sensación de la narración, sin caer en abundantes descripciones. Y el lector participa en los cuentos completándolos con su imaginación.
Los secretos de la Rosa

Un año de palabras es algo más que una recopilación de relatos, en este libro está plasmado todo un año que Nachob (Ignacio Becerril) nos dejó compartir con él.
Escrito en agua

miércoles, 16 de julio de 2008

Reflejos en un espejo cóncavo


11 de enero del 2007
Prólogo

Siempre he creído que los espejos reflejan el viaje hacia uno mismo, el crecimiento lento e imperceptible que nos lleva, sin darnos cuenta, hasta el límite de la existencia humana. Reflejos de un espejo cóncavo es ese viaje; un camino sinuoso que se recorre en seis etapas diferentes, en soledad y abrigado por las sombras del pasado. Es un viaje de adaptación a lo nuevo y a la vez a lo conocido; la vuelta a la casa donde vivíamos de pequeños, a los recuerdos borrosos que ahora se reflejan nítidamente. Y todo ello narrado con un ritmo ceremonioso que hará que recorramos cada recoveco de la inquietante casa y nos conducirá, como una cámara caprichosa, a las escenas necesarias para reconstruir una historia que irá un paso más allá de la profundidad de un espejo.

Álvaro Aranda Muñoz (Queen_of_Tales)





---
Si quieres leer su primera versión en Internet, pulsa aquí

15 comentarios:

Akhul dijo...

Buen relato, sí señor, pero con algunos altibajos. En primer lugar, el prólogo es muy interesante pero no sé si está en el lugar adecuado. Dirige demasiado al lector y, a fin de cuentas, no es necesario para la historia. Quizá deberías haberlo puesto como un artículo a parte (grandes miedos de la literatura).

Luego está la historia, que tiene un ritmo muy tranquilo hasta la última noche. Creo que el crescendo no está tan conseguido como en otras ocasiones.

Y luego, tengo que confesar que el final he debido leerlo dos veces. Durante ambas tenía los pelos de punta, pero no suele ser una buena señal que no se pille a la primera.

Por lo demás, impecable. Buena redacción, un escenario bien elegido, unas circunstacias personales que enmarcan bien al protagonista y, en definitiva, una buena historia. Clásica, pero buena. Casi me hubiera gustado conocer más la parte de después, la vida en la tierra del gusano, o incluso más sobre éste. Pero bueno, eso sería otro relato.

11/1/07

Lionheart dijo...

Primero, contraponiéndome a la crítica anterior, el texto no es lento, sino muy exahustivo y profundo, puedes que confundas esa profundidad con la falta de ritmo (que por otro lado no tiene).

También te recomiendo que no vayas por ahí de erudito radical. Si no te ha gustado, pon los fallos que encuentras en vez de criticar de manera tan explosiva el texto sin contener chicha alguna.

Segundo, según mi criterio, el texto esta muy bien escrito; en la parte de la figura, el ritmo me ha encantado, y en el fondo, chapó por como se centra en la mentalidad del personaje y en el ambiente apagado de la casa. luego tambien a sido un placer esas descripciones. A mi me encantan que sean lo mas trabajadas posibles como en tu escrito, pues así guías al lector muy nítidamente por tu relato.

Y para terminar, el final es incríble, he necesitado dos lecturas para darme cuenta de ello al igual que Akul.

PD: Oye Nachob, ¿en que música te has inspirado para hacer este relato?
Es que me pica la curiosidad, xD.

14/1/08

chus1818 dijo...

No puedo dudar de tu habilidad como relatista, es obvia, pero creo que este texto está menos conseguido que los otros que te he leido. Los primeros paragrafos, la situación del protagonista, son a caso demasiado largos para el aporte a la trama y en ocasiones se me ha hecho algo lento -pero nada grave-.
(He releeido más de una vez el final para entenderlo, quizá es cosa de mi torpeza).

16/1/07

Anónimo dijo...

LE FALTA ALGO. Sabes el k? yo tmb escribo y creo ke las tipicas frases de : entre en la abitacion, fria, tenue y con una oscuridad dispersa,anonima,terrorifica... las ke incluyes palabras suelts . Deberias de ser mas modernista y bohemio. Fijarte solo en la forma, en como va a ser , y en la belleza de la historia. MAS GOTICO.-...

24/2/07

Dersu dijo...

Aunque por debajo de otros relatos tuyos. El prólogo es bueno, aunque no creo que encaje bien con el resto. Tal vez acortándolo podría servir como adelanto, pero sin ser tan explícito.

Los elementos con los que juegas está bien entrelazados (pesadillas, desasosiego, estrés, depresión, insomnio, recuerdos escalofriantes y distorsionados), componen un cuadro inquietante y favorable para el final que se avecina. El ritmo parsimonioso me ha gustado, enredando al lector poco a poco en esa atmósfera pesadillesca.

Y el final es una buena idea, pero resulta demasiado brusco. A mi juicio, le hacía falta más espacio, no tan repentino. Tiene su punto, pero rompe el ritmo del relato.

Un saludo.

P.D: cuando narres un sueño, no le recuerdes al lector que lo que está leyendo es un sueño, produce un efecto negativo.

2/3/07

nachob dijo...

NOTA DEL AUTOR:

Los comentario anteriores fueron hechos sobre una versión anterior, que posteriormente fue muy modificada, quedando tal como consta en el libro.

Darthz dijo...

Bien, primero déjame hablarte respecto a las formas, y luego iré al fondo. Como te he señalado, hay innumerables faltas de acentuación y algunas expresiones poco acordes e incluso palabras que faltan o que sobran debido a una mala revisión. O quizá las has pasado por alto, pero son muchas, amigo. Incluso, leyéndolo, creía que estaba escrito por otra persona distinta a ti; es decir, en tu pasado. Sin duda es el relato que menos conseguido en cuanto a formas te he leído, pero el fondo -supongo por lo que he visto en oj que lo has modificado en algunas partes- a mí me ha resultado bueno y reflexivo.

Pero al fondo ahora voy, respecto a las formas sólo decirte eso, innumerables tildes que faltan y que parece estar escrito a veces con algo de prisa; expresiones peor formadas de otras que te he leído en tus demás relatos, distinta manera de desplazar al lector por la acción. O esa es la impresión que me ha dado.

El fondo, muy bien. Genial, sin duda, es un relato que consigue en ello su objetivo. Quizá se podría hacer aún más oscuro, más gótico, más siniestro, con una ambientación más adecuada, con palabras más llena de herrumbre y oxido, y polvo y viejas puertas... Pero aún así estremece en algunos puntos. Creo que te haces un pequeño lío, o al menos me lo he hecho yo lector, leyendo la parte del gusano y el niño y el espejo. Porque es el "final con algo de sorpresa", digamos que "la parte que se recuerda del relato" "el desarrollo de todo", y es algo confuso, como si estuviese escrito a partes y algo desordenadas las ideas. Seguramente porque ya lo estaban o lo han hecho en tu cabeza.

Por último me ha parecido genial la reflexión que me has hecho sacar de todo esto: si nos dejamos atrapar por nuestros miedos y no los afrontamos, caeremos junto a ellos. Su miedo era el espejo, y al final acaba dentro de él como todos aquellos que jamás se enfrentaron a su belleza o fealdad (el rostro devorado...), la obesidad... Es una bonita manera de verlo; creo. Aquel que no avanza y se sumerge en sus propias fantasias más terroríficas, acabará engullido por el gusano. Por cierto, muy lovecraft el final, o así me lo ha parecido.

Espero que mis humildes y sinceras apreciaciones te sirvan para algo, compañero. Un abrazo, y espero que todo vaya bien.

Una sonrisa.

30/4/07

baldukari dijo...

Hola Nachob.
Ya hacía tiempo que no me pasaba por aquí.
Paso a comentarte mi impresión general, y luego te pongo algunos detalles más que deberías corregir. Creo que las tildes siguen apareciendo por su ausencia.
Los dos primeros párrafos se me han hecho un poco largos, hasta que han cobrado más interés con las manías del prota. Desde que se nombra al hermano, la intriga pudo conmigo. El capítulo de Locura es especialmente intenso.
No sé por qué, el tema del divorcio, los insectos clavados en cuadros y esas cosas me sacaban un poco de la historia, pero luego parece que se pisa un acelerador y, al final, el último trozo se lee con ganas de devorar las letras.
Un relato largo, cargadito a ratos, intrigante a más ratos y cojonudo en general.

26/5/07

Isis_luz dijo...

Hola Nachob, cuando has pasado a leer algo mío siempre me ha resultado muy útil tu opinión, y tenía muchas ganas de leer uno tuyo.

No creo que este sea un 'hijo' mal parido; tampoco he leído otras cosas tuyas, pero a mi este me ha gustado mucho. Veo un gran acierto en separar el relato por capítulos, y los títulos de estos haciendo la introducción son como una promesa, que desde luego el lector espera, y te lleva a seguir leyendo. Es un recurso que alguna vez utilicé.

En mi opinión podrías haber sacado mas partido de una idea que rematas en cursiva: ¿Pueden envejecer los espejos? Pero bueno, eso tal vez lo habría hecho yo y a ti no te motiva en absoluto.

Tienes algunos párrafos geniales que a mi me han removido:

...la casa estaba abarrotada de cajas y cuadros llenos de minúsculas y oscuras momias...

...un gigantesco y aberrante ojo le miraba desde el otro lado del espejo, con la avidez de un hambre ancestral.

Percibió en el aire una peste a carne podrida, a contenido estomacal, que sin embargo le resultaba vagamente familiar.

...en el propio estomago de la bestia, donde por toda la eternidad se consumiría descomponiéndose en vida...

Una vez escribí también algo acerca del gusano; tu última reflexión me lo ha recordado, y me ha encantado.

21/6/08

Exthercita dijo...

Hola, Nachob

A medida que se avanza en la lectura, uno se sumerge en una atmósfera de (como bien se subtitula) tristeza que deviene en angustia, porque es esa clase de tristeza que proviene no del dolor sino de la falta de esperanza, de vivir en una casa cuya cualidad mayor parece ser la condición de vetusta, de las pesadillas constantes, del regresar al nido siendo ya adulto y sintiéndose culpable y sintiéndose degradado por regresar, de trabajo insulso o alineante, de.... la atmósfera cada vez se vuelve más opresiva, y así, de pronto, llegamos a los espejos. La imagen del niño que corre por el pasillo para escapar...y no puede, con ese gran espejo, “que lo atrapa de ambos lados” ¡brr!

Las breves líneas en cursiva y entre paréntesis (‘¿adonde asoman los espejos?’) contituyen, creo, todo un acierto de la prosa. Los espejos y estas líneas operan de bisagra, una bisagra que conecta la primera parte del relato, angustiante pero con una angustia reconocible, y la segunda, donde ya se ingresa al mundo terrorífico de las pesadillas. Pesadillas que comienzan, además, a conectarse con los recuerdos tapiados de su niñez, evidentemente encerrados a cal y canto.¿Qué tienen que ver sus pesadillas, los espejos, y un hermano que su mente se ha forzado a olvidar? Las pesadillas se hacen claras: ahora no olvida, ahora recuerda al hermano, al gusano..., su vida diurna se afecta, el rendimiento en la línea de montaje...ya aquí ingresamos definitivamente al mundo de los espejos, un mundo terrorífico. De allí en más el relato (y su ritmo) cambian hasta un final espeluznante. Porque, vaya, pasar al otro lado del espejo...eso es una cosa, pero que el mal ocupe tu lugar desde este lado, eso es otra cosa muy diferente. Verse a sí mismo, el “yo” atrapado en las vísceras infinitas de una cosa horrorosa, y el otro “yo”, en la realidad, tomando tu forma y lugar...!brr!

Las reflexiones finales sobre el gusano...excelentes.

En definitiva, encontré sumamente atrayente este cuento, y me gustó la forma en la que se se va pasando desde una realidad cotidiana, puntillosamente descripta, a una fantástica, sin abruptos saltos en el medio, sino suavemente.
Lo que no me agradó, definitivamente, es el fragmento tan lleno de paréntesis en el que se describe la casa. Por los paréntesis, quiero decir.

26/7/07

Raelana dijo...

El tema del relato es muy interesante, y la segunda parte me parece que está bastante bien. Como te ha dicho Darthz, hay algunas partes confusas cuando aparece el gusano, pero nada que no se arregle con una pequeña revisión.

Donde yo le veo más problemas al relato es en el primera parte. Resulta demasiado larga para meterte en situación, das demasiados datos, quizás, que no vienen a cuento. ¿Es importante que el protagonista esté divorciado? Realmente, mientras lo leía, creí que los temores estaban asociados a algo reciente en su vida: su trabajo, su divorcio, la relación de sus padres. Tardas demasiado en meternos en situación.

Por otro lado, ya en la narración propiamente dicha, me ralla bastante el uso de los paréntesis. Los demás, es como si tuvieras muchas ideas para ambientar y no quisieras alargar más las escenas, yo te recomendaría suprimirlos y que intentaras integrarlos en el texto.

Por lo demás, toda la segunda parte, en cuanto empiezas a hablar del hermano, me parece muy bien llevada, con la tensión creciendo poco a poco hasta el sorprendente final.

6/5/07

palabras (Novela Blog) dijo...

Buenas coleguilla,pues otro leido ;)

Decirte que en este me gustó la ambientación, la progresión, muchas de las descripciones, y la idea en sí. Lo menos bueno,la parte tecnica de la narrativa. Me parece un poco más descuidada que en los relatos anteriores.

Dejando aun lado posible faltas, sobre todo los finales con rimita, como yo los llamo, que afean un poco el texto.

En cualquier caso, una buena historia y un buen relato, (como veras el tirón de oreja es leve, jejejeje).

Un abrazo compañero, nos seguimos leyendo ;)

Io dijo...

Buen relato.

Muy buena la descrpción claustrofóbica de la casa. Muy buena la descripción del protagonista, sus miedos, sus recuerdos... (yo también corría pegada al pasillo por miedo a alguna mano espontánea, je,je)

Muy bueno el ritmo pausado para meterse bien en la historia. De haber sido más rápido habría quedado muy confusa.

Me ha gustado especialmente el detalle que abre la puerta del final, la imagen del uniforme en el espejo. El relato cobra un interés repentino que acelera la lectura. El final es inquietante. El epílogo (Gusano) me hizo sonreír, como siempre en tus finales, reírme de mí misma, de haber caído en tu trampa, de haber picado el anzuelo.

Me encanta cómo escribes. Y la imaginación que tienes.

¡Enhorabuena!

Viperina dijo...

Debo decir que a medida que voy avanzando cada vez me engancho más a tus relatos, y como adicta al terror y las historias macabras que soy, este me ha parecido genial. La primera parte me ha recordado a esas historias de Chicho Ibañez Serrador, podía ver perfectamente a los viejos padres desgastados en aquel piso anticuado y con aspecto desolador e inquietante...y el final, vamos, sublime. Este si que no me lo esperaba...

Oscar Sejas dijo...

Entendiendo el espejo como el delator del miedo me inclino a pensar que este relato tiene mucho de metáfora y oculta más de lo que muestra.
Los propios miedos reflejados en un espejo, que se convierte en tu mayor preocupación durante los días que pasan.
Un espejo que se traga la vergüenza y que espera pacientemente a que seas derrotado.
Porque se alimenta de derrotas…