Un sueño acaba... otros empiezan

Durante tres años este blog ha representado mis primeras ilusiones como escritor.
A través de él he mostrado mis humildes historias y fantasías a quién ha querido acercarse, y gracias al mismo he podido conocer gente estupenda que siempre llevaré dentro de mí.
Pero hay que pasar etapa, no queda más remedio.
Más abajo dejo la introducción original, pero ya no puedo distribuir el libro como allí se expone. Dejo todo lo demás igual, como homenaje a lo que fue.
Dulce sueños.

Pero si te has quedado con las ganas, unos editores locos lo han publicado de nuevo, ya en plan formal y con el título de El hombre imaginado, en:


http://pedroescudero.pro/el-hombre-imaginado/


Portada de El hombre Imaginado


Y si tienes ganas de más relatos, también puedes encontrar otro de mis recopilatorios publicado por la Ed. Saco de Huesos en:




--------------------



Si has llegado hasta aquí, o es que ya me conoces, o es que te ha picado la curiosidad porque a alguien o en algún sitio has oído hablar de mí y de este pequeño sueño. En todo caso, BIENVENID@.

Las entradas empiezan más abajo, pero antes deja que me presente y te cuente de qué va todo esto.

Soy Nachob, contador de historias.


Llevo ya varios años navegando en páginas literarias, compartiendo ilusiones y relatos con los compañeros.Tras el primero, tomé la decisión de hacerme un regalo que me recordarse lo bien que me había sentido volviendo a escribir y leer, a imaginar y conversar.

El resultado es el recopilatorio "Un año de palabras", que recoge lo que escribí durante ese maravilloso año.

Como este proyecto no tendría sentido sin los compañeros que fueron conmigo durante ese trayecto, cada relato está prologado por uno de ellos. No puedo quejarme, uno se siente feliz con gente así a su vera.

Si te fías de ellos, y de todos los demás que los han leído y comentado, atrévete a entrar en mi mundo. A lo mejor encuentras algo distinto a lo que veras en editoriales y anuncios. Y, por favor, si lo haces, no dejes de decírmelo. Para bien o para mal, lo que hago lo hago para ti, y necesito saber que estás ahí. Abajo tienes los prólogos hechos para cada historia y algunas opiniones sobre ellas de sus lectores.

Si quieres el libro, simplemente pídemelo con un correo. Te lo mandaré dedicado con dos pequeñas condiciones:

- Primera, que lo leas. Ese es su sentido, y la razón de mi trabajo. Luego debes reseñarlo en tu bitácora, blog, página..., y, si no gastas de esas cosas, al menos debes dejar tu opinión sobre él dejando los comentarios que puedas en las entradas de este blog o al menos, en el libro de firmas. Así sabré que te ha llegado (no pido muchos lectores, pero sí buenos).

- Segundo, tenemos que devolver algo de lo que este mundo nos da. Así que si realmente juzgas que ha merecido la pena, entrega lo que creas que vale a la ONG, iglesia o causa que más te convenga. Yo necesito tus comentarios. Tu dinero debe tener mejores fines.

Con eso, y una sonrisa, me doy por satisfecho.

Y es que, compañero, en este mundo de los protoescritores, todo es posible si sabemos soñarlo.

De "Un año de palabras" han dicho...

UNA DE ESAS SORPRESAS IMPREDECIBLES QUE CAMINAN POR LAS VEREDAS MENOS TRANSITADAS DEL CIRCUITO COMERCIAL DEMOSTRANDO UNA CALIDAD INCUESTIONABLE.
Scifiworld

Un libro recomendable tanto para aquellos que no le conozcan, pues los relatos son de una excelente calidad, como para aquellos que ya le hemos leído en el pasado, pues disfrutaremos de su narrativa en un nuevo formato, en una nueva piel, pero con el mismo espíritu.
Ociojoven

Una interesante antología, de lectura adictiva
Sedice

Una libertad creativa envidiable…merece la pena leer a Historias
La Revelación

El libro genial...Toca todos los géneros , es muy ameno, y si tuviese que destacar algo en concreto, diría que la sensibilidad de este autor te "llega", hace que te lo "creas" y sobre todo que lo"sientas" como si las cosas le estuviesen pasando a alguien muy cercano a uno mismo...
El rincón del autor, Jaime 1900

Hacía mucho, mucho tiempo que no leía una recopilación de relatos como esta. Tan impactante, interesante, profunda, MAYÚSCULA, venida además de la mano de un único autor
NGC 3660

Historias originales, frescas y que, como el buen vino, mejoran con el paso del tiempo.
Ociozero

Tras empezar el año 2009 terminando el libro “Un año de palabras” no puedo más que pensar que es gran comienzo.
Lee libros

José Ignacio Becerril, dispuesto a mostrarnos su corazón y hacernos disfrutar con sus sueños. Y aún, hasta el final del libro, encontraremos muchos y sorprendentes.
Entrad y dejar que Nachob os sorprenda
Acantilados de papel

Hay mucha ilusión puesta en cada uno de estos trabajos pero también hay talento, buenas cualidades narrativas, imaginación inagotable y capacidad para trasmitir emociones
Macgregoradas

Es un escritor con unos usos medidos, templado en la forma y generoso en el ritmo y concepción. Tiene un oficio maestro. Conoce los entresijos del género corto a la perfección y los hace suyos. Su fluidez narrativa es exquisita. Su ritmo suave, casi con mansedumbre, hace que pueda narrar lo más trivial y lo más descarnado sin despeinarse.
Espada y Brujería

Poseen un estilo, como decía dinámico, un poco hipnótico... el autor enseguida atrapa al lector durante las primeras frases de su discurso... y eso tiene mucho mérito.
La biblioteca del Kraken

Un denominador común, la narración de una historia sencilla en la que te sumerges rápidamente, con personajes creíbles en la que el autor intenta sorprender
Guanijey

Un libro del cual he disfrutado, con cuentos sensacionales
Bem on line

Los relatos que nos presenta Nachob son entretenidos, con su punto inquietante, de lectura muy accesible, pero no exentos de profundidad y bastante emocionantes. Y ¿por qué no? con ese puntillo friki que tanto nos gusta.
Vía News 5.0

El lector que compre Un año de palabras se va a entretener y divertir mucho con las historias fantásticas de su interior. Va a pasar momentos muy agradables leyéndolo.
Portal Cifi

En resumen, el libro es sublime, digno de una lectura detallada por parte de cada uno de vosotros, un texto que te sorprende y el siguiente te hace llorar. Un libro que no te permite respirar, que te deja sin aliento y te invita a seguir acariciando sus líneas con nuestra mirada. Un libro que invita completamente a liberarte del mundo, a meterte en miles de mundos nuevos y a navegar en ellos sin miramientos.
Un gran libro, un gran estilo, un magnífico escritor.

Revista Trímagínas?

En definitiva se trata de una lectura más que recomendable. Se nota que el autor es un amante de los relatos cortos como género con entidad propia, y no una suerte de sustituto o hermano menor de la novela. Para todos aquellos que disfrutan con la intensidad propia del relato este es su libro.
Más cuento que calleja

El contenido está cargado de sentimiento y de grandes reflexiones sobre la condición humana en cada uno de los relatos. Sorprende, además, la facilidad que tiene para imbuirte y mezclarte en la narración.
Desde el puerto espacial

¡Qué bueno! ¡Qué emotivo! ¡Qué entretenido! ¡Qué variedad! Un volumen que ofrece cuentos, series y relatos, y que constituye un carrusel por el que desfilan todos los géneros literarios
Rincón del misterio de Io

Quizá eso es lo que más me seduce: descubrir que alguien que es un perfecto desconocido a vista de los ojos de las grandes editoriales y de los críticos, sea capaz de escribir sobre cualquier género y hacerlo con esa claridad y ese ritmo del que dota a todos sus relatos
Parador nacional de historias de Sechat

Nachob hablaba tan bien tanto en sus relatos como en los propios mensajes del foro, con su imaginería particular y su estilo propio, sobrio, moralista a veces, tremendo casi siempre, y leerle es guardar un maravilloso recuerdo de su legado artístico.
Obliviamare

Hasta el momento venía valorando los libros que leía con submarinos, de 1 a 5 según me gustase más o menos. 5 se me quedan cortos así que creo una nueva calificación que otorgo por primera vez. El Submarino de oro.
Utopia en días rojos

Os lo recomiendo, es mejor que muchos que he leido últimamente
Metis y yo

José Ignacio Becerril Polo es un artista íntegro. Entiende la literatura como un placer compartido entre el escritor y el lector. Él nos cuenta cuentos, con su estilo preciosista de meterte bajo la piel cada momento y sensación de la narración, sin caer en abundantes descripciones. Y el lector participa en los cuentos completándolos con su imaginación.
Los secretos de la Rosa

Un año de palabras es algo más que una recopilación de relatos, en este libro está plasmado todo un año que Nachob (Ignacio Becerril) nos dejó compartir con él.
Escrito en agua

miércoles, 16 de julio de 2008

No hay prisa


16 de noviembre del 2006

Prólogo

“No hay prisa”… Y de manera pausada se debe leer el siguiente relato.

Los momentos más terroríficos de nuestra vida los crea la mente y la necesidad instintiva de dar una respuesta rápida a sonidos o imágenes que en un principio no podemos identificar. Este relato nos traslada a un lugar siniestro de nuestra imaginación, da forma en nuestra mente a una situación de miedo e impotencia que nos deja paralizados; el autor demuestra lo bien que conoce al lector, y sus debilidades, prueba tajante de que él mismo es un lector nato.

Hay que leer con cautela, saboreando cada palabra bien elegida, dando rienda suelta a nuestra mente y metiéndonos en el personaje… tal como bien expresa el título, sin prisa. Así nos dejaremos sorprender por el estilo único y enigmático del autor, que nos hará temblar unos minutos, pero al que después agradeceremos su guiño cómplice y misterioso con el punto final de esta pequeña obra.

Que lluevan las palabras y truenen los escalofríos de las víctimas de este relato.

Pilpintú

Relato del mes en Ociojoven, noviembre 2006


---
Si quieres leer su primera versión en Internet, pulsa aquí

13 comentarios:

squeetrasgonavaz dijo...

Muy bueno, Nachob. Creo que tiene la justa medida y soprende y mucho como es habitual en tus magníficos relatos. Hasta el tipo más metódico siempre falla y se pierde en su vanagloria. Paradoja: La petaca casi le mata una vez (suicidio), la petaca casi le mata por segunda vez (asesinado) ...pero la petaca le salvó a la tercera que, en este caso, no fue la vencida Excelente.

16/11/06

chus1818 dijo...

La redacción limpia, concisa, sin demasiado artificio pero sin olvidar los detalles; el relato atrayente, interesante, bien definido y pensado. El final, espléndido (el epílogo entero). Concluye con maestría, encajando todos y cada uno de los elementos expuestos.

17/11/06

Akhul dijo...

Es todo lo que puedo decir: bravo.

El relato me estaba pareciendo más bien clásico y ya estaba esperándome un final tópico y un tanto dudoso cuando he llegado al epílogo. Al ver que todo encaja me he quedado sin palabras.

Sencillo, efectivo, bien hilado y, sobre todo, perfectamente cerrado. Bravo, demonios, bravo

16/11/06

Oscuridad dijo...

Te atrapa desde el principio, y no te suelta hasta el final. Te diría que cuides esos finales sorpresa, no sea que se vuelvan costumbre... Pero qué importa, si tan bien te quedan, cierto?

Mereces 5, casi seguro, pero te llevo hasta 4 por la forma de hablar del asesino. A pesar de ser tan metódico, habla como leyendo un libreto, y termina sonando a irreal...

20/11/06

Anónimo dijo...

Lo primero que puedo decir es:IMPACTANTANTE!!!
Un muy buen relato con un inicio sencillo, pero, con un desarrollo y un final muy bien cuidados especifica mente el epilogo que te permite apreciar que no es necesario empezar con un principio enredado para que haya un final bueno y lo ultimo es: PERFECTO.:-D

6/12/06

Dersu dijo...

Un instante es lo máximo que se puede... esperar de la perfección.

Bueno, ya está todo dicho. Un relato buenísimo, muy bien escrito, con gran sentido del ritmo, un argumento sencillo pero excelente y tremendamente efectivo.

Me ha encantado el monólogo del asesino, esa necesidad de compartir con alguien lo que es y lo que ha hecho, de autoglorificarse. Y estoy completamente de acuerdo con tu reflexión sobre el azar (un relato de suspense con tema filosófico, qué curioso). El giro final ha sido muy efectivo, aunque quizá un poco previsible (el hecho en sí, no el modo), por aquello de que por muy meticuloso y perfeccionista que seas quince años son muchos y nunca se sabe cuándo el azar puede truncar tus planes.

Por cierto, te señalo un error que has cometida en más de una ocasión: no es correcto usar "porqué" una interrogativa indirecta, sino "por qué", al igual que en las interrogativas directas.

En fin, excelente relato. Un saludo.

3/1/08

Darthz dijo...

Gracias es lo que se puede decir cuando algo de verdad se agradece, y yo agradezco eternamente que estés en esta página y el haberte podido, a través de ella, conocerte. Cada relato nuevo que leo tuyo me sorprendes más.

Realmente tendría tantas cosas para decir que me quedo en una sensación extraña de quietud y sosiego cuando acabo de leerte, porque es mucho y muy bueno, y porque realmente yo saco muchas reflexiones de las cosas que te leo y me llega como una lanza muy afilada tu prosa, tus historias, tus moralejas.

No puedo decir mucho más de lo que ya te han dicho. Creo que el relato en sí es redondo, no se le puede pedir más, o al menos yo no lo haría. Me encandiló desde el principio y me pasó una de las cosas a las que creo que todo escritor debe aspirar: que el lector no quiera terminar la lectura.

Y además, veo un estilo muy definido en ti. Como me dijiste, siempre algo de fantasía en tus relatos, una moraleja, un por qué, una explicación. Y a mí el tema del azar me fascina, y tú relato me ha llegado al alma, tío. No puedo decir más.

Una sonrisa desde el infinito azar.

15/1/07

Barón de la Birra dijo...

Genial, nachete, genial. Este es uno de esos relatos que merece ser leído una vez más, y otra, con un final excepcional (¡excepcional, de veras!), una tensión que va aumentando, un misterio que en un principio uno no cree que va a desembocar en semejante lío; y, lo más importante, todo encaja, uno no tiene la sensación de que el diario ha sido la excusa para que apareciese el asesino. Es más, se le hela a uno la sangre al comprobar para qué usaba el asesino dicho diario.

Además, contiene un mensaje, una idea, que si bien no es excesivamente original cumple. Y es que todo es casualidad, y si uno piensa con detenimiento, mucho de lo que te puede ocurrir en la vida no es más que una serie de casualidades...

18/04/07

COON dijo...

Realmente satisfactorio, eso es lo que diría si me pidieran describir tu relato en dos palabras.

Esa tensión creada casi sin querer, la forma en la que la habitación pasa de ser un sitio más a convertirse en un lugar tétrico casis in querer, la relación de hechos aparentemente inconexos que terminan encajando como piezas de un puzzle. Muy bien.

En cuanto a pequeños fallos, diría que usas demasiados adverbios, como ya apuntó Baron de la Birra, y que, si bien el personaje protagonista está muy bien hilado, el asesino queda un poco irreal. Yo le daría cuatro estrellas y media, por esos pequeños detallitos.

19/04/07

palabras (Novela Blog) dijo...

Saludos, Cuatro de cuatro, aunque este si lo vi venir y le restó un poco de gracia al final. Tal vez con unos pequeños cambios podría resultal algo más sorpresivo a mi parecer.

Un abrazo, sigo leyendo ;)

Io dijo...

Genial!

El ambiente está logradísimo, se palpa, se respira, sobrecoge. El hallazgo muestra un enigma a raíz del cual se lee el resto del tirón. La situación se torna angustiosa, y a mí me transmitió angustia, la inmovilidad, la serenidad de un ser despiadado y calculador. El final, como siempre, de medalla.

Muy bien contado. Muy entetenido.

¡Enhorabuena!

Viperina dijo...

Aquí sí te he pillado, jajajaja!!! Seguramente porque es el mismo tipo de desenlace que yo hubiera imaginado, el cazador cazado, el asesino implacable y escurridizo, víctima de la casualidad y también, desde luego, de su propia vanidad, pues en lugar de cargarse al tipo del hotel y largarse, se dejó llevar por su inmenso ego, y claro, cómo no iba a rematar la ocasión con un buern trago. Si es que les pierde la boca...

Oscar Sejas dijo...

Otra vez vuelvo a quedarme de piedra ante el sorprendente final. Mientras leía, el asesino se tornaba como un justiciero, después como un loco y más tarde como un auténtico demente, algo así como Dexter o Anton Chigurh en “No es país para viejos”.

Me ha sorprendido gratamente la forma de narrar, veo una progresión según avanzo en el libro, cada vez más detallista en las descripciones, que hace que en este caso, me haya empapado con la tormenta al inicio del relato.

Me gusta la combinación suicida-asesino y la serie de casualidades que se dan, al fin y al cabo así es la vida, una infinita casualidad espacio-temporal.

Si esto sigue así el siguiente relato va a dejarme con la boca abierta. 10 sobre 10 para este.